“El violín, para mí, es un ser vivo puesto que tiene una voz, que depende no obstante del modo que Ud. le hace cantar. El violín no puede ser tratado brutalmente. Da lo mejor de sí cuando no se fuerza su sonoridad, cuando no se le aplasta”.

Si te gustó, no olvides compartirlo! <br/>
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Google+
Google+
Share on LinkedIn
Linkedin
Buffer this page
Buffer
Share on Tumblr
Tumblr
Email this to someone
email
Print this page
Sitio web alojado en Factoría Digital