Hay que evitar caer en la tentación de comprar un violín demasiado grande como el que compra unos pantalones “crecederos” para que duren más. También hay que evitar apurar mucho un violín que se queda pequeño para saltarse una talla. ¿Apurarías unos zapatos del número 23 hasta que tu hijo necesitara el 25 para ahorrarte los del 24?
Si quieres saber cómo elegir el tamaño adecuado de violín, no te pierdas este artículo

Si te gustó, no olvides compartirlo! <br/>
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Google+
Google+
Share on LinkedIn
Linkedin
Buffer this page
Buffer
Share on Tumblr
Tumblr
Email this to someone
email
Print this page
Sitio web alojado en Factoría Digital

Esta página utiliza cookies. Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close