Cuándo comprar un violín de luthier: Claves y consejos




Una duda que asalta a muchas familias es cuándo comprar un violín de luthier. ¿Es el momento adecuado? ¿Podrá mi hijo avanzar en sus estudios musicales sin un instrumento de luthier, nuevo o antiguo? ¿Necesita realmente un violín tan caro? ¿Cuánto cuesta realmente un violín fabricado por un luthier? ¿Merece la pena?

En este artículo responderemos a estas preguntas y daremos las claves que se deberían tener en cuenta a la hora de comprar un violín de luthier. Antes de nada aclararemos qué es un violín de luthier y por qué un instrumento construido desde cero de manera artesanal tiene el precio que tiene (que no es poco).

Es importante dejar claros los conceptos que manejamos para evitar confusiones y, sobre todo, para saber valorar qué es lo que nos ofrecen cuando vamos a comprar un violín de luthier, ya sea antiguo, nuevo o de segunda mano.

Qué es un violín de luthier… y qué no lo es

Entendemos que un violín de luthier es un violín construido a mano por un luthier artesano que realiza todo el proceso, desde el corte y vaciado de las maderas hasta el barnizado y montaje final.

Algunos luthieres compran algunas partes del violín precortadas y pretalladas y, a partir de ellas, empiezan a trabajar. Aunque esto le resta impronta al instrumento, esta práctica está ampliamente aceptada para abaratar costes y acercar los instrumentos de luthier a un público un poco más amplio. Lo normal es que el luthier, a pesar de empezar a trabajar con madera preparadas, se encargue de calibrar los grosores, encolar las diferentes partes,  rematar las tareas de talla y otras tareas fundamentales que no se pueden hacer una vez que el violín está cerrado.

Algunos profesionales ofrecen violines barnizados por ellos, pero fabricados por otros. El barnizado de un instrumento en blanco es una tarea igualmente artesanal, pero existen discrepancias entre los luthieres sobre la utilidad y necesidad de esta práctica. Lo cierto es que los instrumentos en blanco que se ofrecen en el mercado son de fábrica, o al menos la mayor parte del instrumento no se hace a mano.

Por muy importante que sea el barnizado en el resultado final de un instrumento, nunca será más importante que un buen diseño o un ajuste cuidadoso de los grosores de las maderas. Al parecer, la leyenda de que el barniz de Stradivari es el secreto de su sonido y de la calidad de sus instrumentos ha calado hondo, y muchos quieren erigirse como “los stradivaris de la nueva era”.

Opiniones aparte, y respetando la labor que hacen muchos profesionales seleccionando buen material y aplicando su barnizado, decir que ningún violín suena bien o mejor solo por el barniz.

El barnizado es un proceso fundamental e importantísimo, pero no sirve de nada aplicar el mejor barniz, aunque sea fabricado artesanalmente con la más auténtica y tradicional receta cremonesa, si el instrumento no está construido vigilando todos los factores que influyen en la sonoridad del mismo.

Por último, no podía falta una mención a los violines antiguos. El hecho de que un violín del siglo XIX sea un violín antiguo no significa que sea de luthier.

Ya había fábricas de violines entonces, aunque el proceso fuera más artesanal que el que se emplea hoy en día en las fábricas, evidentemente. Hay violines antiguos de fábrica muy interesantes y a muy buen precio, pero también hay violines de fábrica nuevos espectaculares. Del mismo modo, antes también se hacían copias y falsificaciones, que no tiene que significar necesariamente que el violín no sea de buena calidad.

En la calidad y el valor de un violín influyen muchos factores, y es importante diferenciarlos. Un violín antiguo no tiene que ser necesariamente un violín de luthier. Es más, que un violín antiguo tenga una etiqueta de luthier no significa necesariamente que éste sea auténtico.

Cuánto cuesta un violín de luthier

No se puede generalizar sobre este asunto, ya que en el precio de un producto, sea el que sea, hay que considerar muchos aspectos, algunos de los cuales nada tienen que ver con el producto en sí mismo. También es importante considerar que los materiales de buena calidad son mucho más caros que los de calidad media, ya sean maderas, barniz o accesorios (clavijas, cordal, etc.). Y tampoco podemos ignorar que un violín hecho desde el principio lleva más de 200 horas de trabajo.

Otro aspecto que debemos tener en cuenta a la hora de comprar un violín de luthier es el reconocimiento y el prestigio del constructor. Por lo general, es difícil encontrar violines construidos por un luthier europeo contemporáneo por debajo de 5000 €, aunque todo depende de dónde se compre.

El caso de los violines antiguos es diferente. Si son auténticos y están en buen estado pueden alcanzar precios bastante altos, pero todo depende del constructor. Existen bases de datos para ver el rango de cotización en subastas de estos instrumentos antiguos que nos ayudan a hacernos una idea de lo que se puede pagar por ellos.

Explorando ambos extremos, y en el caso de los violines nuevos contemporáneos, podemos destacar que podemos encontrar violines construidos por luthieres chinos de forma completamente artesanal con excelentes maderas europeas desde 3000 €. Sin embargo, si optamos por comprar un violín de un luthier italiano cuyo taller esté ubicado en pleno centro de Cremona o en la calle con más abolengo musical de París, por poner un ejemplo, es posible que no encontremos ningún violín nuevo de luthier que baje de los 12.000 €, o incluso más.

Cuándo y por qué  comprar un violín de luthier

Es muy habitual escuchar que cuando un estudiante necesita comprar un violín definitivo conviene adquirir un violín de luthier.

Pero, ¿qué es un violín definitivo?

El hecho de necesitar un violín 4/4 o full size (como se dice en inglés) no significa que sea definitivo. Y si por violín definitivo entendemos un violín que sirva al estudiante para terminar el grado profesional y cursar el grado superior entonces tenemos un concepto muy pobre de las expectativas profesionales de ese estudiante para el futuro (a no ser que estemos dispuestos a comprar un violín de 20.000 o 30.000 € que sirva, por lo menos, para tocar en el tutti de una orquesta profesional).

De la reflexión anterior podemos sacar una primera conclusión clara:

Un violín para cursar los estudios profesionales de música no es un violín definitivo, es un violín de estudio avanzado, por llamarlo de alguna manera. Estos violines suelen encontrarse catalogados como profesionales, pero este adjetivo hace referencia, más bien, al nivel de las enseñanzas oficiales.

Entre los violines de estudio avanzado podemos encontrar una gama muy extensa de instrumentos. No todos nos servirán para terminar con honores los estudios profesionales de música. Pero estos estudios se alargan muchos años, por lo que no es necesario comprar un violín que nos sirva para destacar el último año en cuanto necesitamos un violín 4/4, que suele a los 11 o 12 años. Además, el hecho de que el estudiante tenga un instrumento muy caro puede provocarle una presión y una responsabilidad ante el esfuerzo económico de sus padres que no le beneficia en absoluto.

En muchos casos es más interesante y saludable comprar violines más modestos e ir cambiando a otros de mayor calidad en función de las necesidades reales del alumno en cada momento. Siempre se puede recurrir a la opción del alquiler o buscar un luthier que recoja el violín que ya no se necesita cuando se va a comprar otro mejor.

En la práctica, muchos estudiantes de violín cursan las enseñanzas profesionales con violines cuyo precio oscila entre 1.000 y 3.000 €,  y la mayoría cambian al menos dos veces de instrumento cuando pasan a necesitar el tamaño 4/4.

Entonces, ¿cuál es el momento ideal para plantearse la compra de un violín de luthier?

Para destacar en los últimos cursos de las enseñanzas profesionales, especialmente si se tiene la intención de cursar el grado superior, es importante tener un buen violín, por lo que el último ciclo de dichas enseñanzas profesionales puede ser un buen momento para comprar un violín de luthier. Si este violín es o no definitivo dependerá del tipo de violín que se compre o de las expectativas de futuro que tenga cada violinista.

Espero que estos consejos sobre cuándo comprar un violín de luthier te resulte útil. Si lo deseas puedes dejar tu comentario o plantear tus dudas al final de esta página.

No olvides que puedes seguirnos a través de Facebook, Twitter y GooglePlus, donde también puedes participar con tus preguntas y comentarios.


PRODUCTOS RECOMENDADOS: Ideas para regalar... o regalarse

También te interesará leer:

Si te gustó, no olvides compartirlo! <br/>
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Google+
Google+
Share on LinkedIn
Linkedin
Buffer this page
Buffer
Share on Tumblr
Tumblr
Email this to someone
email
Print this page


Escrito por: Eva Mª Rguez


Encuentra otros regalos en Zazzle.


Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sitio web alojado en Factoría Digital

Esta página utiliza cookies. Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close